Cuando la comunidad del bicicross esperaba una nueva fecha del Mundial, la Unión Ciclística Internacional hizo pública la cancelación del evento en Houston. Este hecho hizo que rápidamente la opinión pública se pronunciara ante la decisión y por supuesto, nuestros bicicrosistas también.

Uno de los primeros en hacerlo fue Carlos Mario Oquendo, quien no solo habló de la importancia del certamen, sino de las repercusiones de dicha decisión:

“(…) Es muy significativo no solo para la élite, sino también para los deportistas que se entrenan cada año para poder conseguir ese título. No solo para nosotros va a ser una afectación porque vamos a tener que esperar un año más para prepararnos, sino también para los challenger que encuentran en este evento una gran motivación”.

En el comunicado publicado por la UCI, se anunció que Papendal, Holanda, será la sede del Mundial 2021 entre el 17 y el 22 de agosto, hecho que ve con buenos ojos el 566.

“Es un tema interesante. Cambiaron la fecha, normalmente se hace antes de olímpicos, ya se hará después, por lo que tendremos que esperar más tiempo, pero ya es simplemente acoplarnos a todas las situaciones, esperando que la salud del mundo mejore”.

Con el panorama actual y con el retorno a las pistas incierto, el medallista olímpico aprovechó la oportunidad para enviar un mensaje: “Por ahora debemos seguir entrenando, seguir tranquilos en casa esperando que esto mejore, para poder reanudar bien las cosas”.