Con su estilo único, Diego ‘Cogollo’ anunciaba las finalistas e iniciaba de izquierda a derecha: En el carril 8 de Panthers Bello, Camilaaa Diooosa; por el carril 7 de Riders, Manuelaaa Martíneeez; carril número 6 de La Estrella, Estefaníaaa Garcíaaaa; carril número 5 Bogotá, Melissaaa Vargaaas; carril 4 por Los Paisitas, Sofíaaaa Lozano; carril número 3 de Bacalos, Valentinaaa Muñoz; carril número 2 de Estrellas, Lauraaa Arangooo y por el número 1 de Estrellas, Andreaaa Escobaaaar.

Mientras tanto, las cámaras de Teleantioquia hacían un primer plano de los number plate y de paso, captaban los movimientos de las corredoras previos al sonido del random. Los encargados de la transmisión (César Álvarez, Diego Sandoval, Mariana Pajón y Juan Fernando Castrillón), hacían comentarios sobre las finalistas y el público esperaba a que el semáforo llegara al color verde.

¡Ok riders, random start, riders ready, watch the gate!

La parrilla de la challenger bajó rápidamente, Andrea tuvo la mejor salida. La meseta morro la pasó con un sostenido, luego saltó el primer doble. En el volátil ya marcaba una distancia de Diosa, quien se ubicaba segunda. El peralte lo tomó por la parte interna y todos los obstáculos de la segunda recta los sobrepasó intercalando el paso a ras con el sostenido.

En el segundo peralte, Manuela Martínez se metió en la pelea: un ataque la puso segunda, dejando en el tercer y cuarto puesto, Valentina Muñoz de Bacalaos y a la representante de Bello, respectivamente.

La zona rítmica de la tercera recta de la challenger, marcó el momento cumbre de la final femenina, pues Martínez aceleró para acortar distancia, pero la 127 cuidó la línea manteniendo la ventaja, tanto en esa parte de la pista, como en la cuarta.

Al cruzar la línea de meta en menos de 40 segundos, Andrea Escobar se coronó como la campeona del Campeonato Internacional de las Luces en su edición número XIII.

Entrevista

Ahora bien, este título no solo significó un logro más para Escobar, pues el 2018 no fue su mejor año, dado que varias lesiones y quebrantos de salud no le permitieron tener una temporada estable en lo deportivo.

“(…) la verdad significa mucho para mí. Estoy muy contenta, porque sin mentirles, es mi primer lugar este año. Me ha tocado muy duro pero la perseverancia, la dedicación, las ganas se empiezan a ver en los resultados. Estoy demasiado agradecida con todo mi equipo de triunfo, mis papás, mis entrenadores, estoy muy feliz”, destacó Andrea en medio de la emoción.

La bicicrosista también aprovechó la euforia del momento, para invitar a las demás corredoras a inscribirse en #Luces2019 en la categoría open, algo que les beneficiará a todas para mejorar el nivel.

A continuación la entrevista.