¡Y cruzamos la línea de meta! Los semilleros de BMX Antioquia, dieron los últimos pedalazos del 2020 en la pista Antonio Roldán Betancur, donde se realizó como forma de despedida, una pequeña carrera recreativa, donde los futuros campeones mostraron las destrezas de todo lo aprendido durante este año.

Risas, aplausos y gritos desde la tribuna, se vivieron en la jornada, pero sin lugar a dudas, los grandes protagonistas del día fueron los Oquendos y no hablamos de Alexander, David y Carlos Mario, sino de Jerónimo, Luciana y Emmanuel Oquendo, hijos del medallista olímpico, quienes por primera vez estuvieron en nuestras clases.

“Estoy muy contento de ver a mis hijos montando BMX, haciendo lo que yo amo. Verlos en las bicis, haciendo lo que me gusta y que les encante, me parece algo fundamental. La idea es que ellos disfruten, aprendan muchos valores y si les gusta el tema competitivo, que lo hagan, que yo los voy a apoyar”, expresó Carlos Mario.

La primera vez de Jero, Luciana y Emmanuel, también contó con la presencia de Manuela Zuluaga, mamá de los pequeños. La esposa del corredor antioqueño, igualmente se mostró muy emocionada por el debut de sus hijos en nuestra pista.

“Esta primera experiencia me pareció súper chévere y muy agradable porque es un espacio para ellos, en donde además de estar haciendo deporte, también aprovechan para disfrutar, para divertirse y compartir con los compañeritos”, expresó Manuela.

De este modo, las clases del 2020 llegaron a su fin y reiniciarán el 9 de enero del 2021.